martes, 22 de junio de 2010

Opérese Los Ojos Sin Riesgos

Bookmark and  Share

Fuente: http://www.eltiempo.com/archivo/documento/MAM-756143

Un pequeño aparato de menos de 20 centímetros, diseñado por el oftalmólogo y cirujano refractivo César Carriazo Escaf, consiguió que las operaciones refractivas (para corrección de miopía, hipermetropía y astigmatismo) se realicen en menor tiempo y sin ocasionar trastornos en la córnea en etapas pos operatorias, como antes ocurría con otros métodos.
El científico costeño, nacido en San Marcos (Sucre), diseñó una versión más moderna y simplificada del microquerátomo automatizado Carriazo-Barraquer.
El microquerátomo fue creado hace más de treinta años por el oftalmólogo José Ignacio Barraquer, ya fallecido. Inicialmente se trató de una versión completamente manual. Posteriormente se diseñó la versión automatizada a la que el propio Barraquer y su alumno, Carriazo, le hicieron modificaciones.
Este moderno aparato es considerado mundialmente un avance de alta trascendencia científica por su aplicación en cirugías oculares que permiten a los pacientes prescindir del uso de lentes.
Preciso y exacto El aparato, similar a un bolígrafo metálico, realiza en forma milimétrica y automática cortes circulares a la córnea, que antes se hacían con la ayuda de herramientas manuales.
Antes del invento del microquerátomo Carriazo-Barraquer las cirugías refractivas corrían el riesgo de alterarse con el tiempo. El movimiento del parpadeo hacía que la córnea tendiera a desprenderse y se movía como un lente de contacto.
Ahora, gracias al nuevo invento, se hacen cortes circulares a la córnea desde diferentes ángulos. Una parte de ella se deja sin cortar, quedando como una pequeña bisagra vertical que se levanta para la intervención correctiva y luego regresa a su lugar (similar al baúl de un vehículo), sin que el movimiento del parpadeo afecte la operación.
El novedoso aparato que fue creado por Carriazo Escaf mientras estudiaba en Bogotá junto al profesor José Ignacio Barraquer Moner (fallecido.) y su hijo José Barraquer Granados, es recomendado para intervenciones correctivas con la ayuda de un equipo de Láser Eximer.
Inicialmente y durante tres años se hicieron pruebas con ojos de conejos. Luego se crearon modelos y piezas metálicas que fueron utilizados en intervenciones sencillas. Finalmente con la ayuda del ingeniero José Luis Rojas se llegó a su aplicación en ojos humanos y se logró definir el modelo actual del microquerátomo automatizado con la aplicación de un Láser Eximer , explicó Carriazo Escaf.
Hecho en Francia La compañía multinacional francesa Moria, una de las fábricas de instrumentación oftalmológica más prestigiosas del mundo, adquirió los derechos de producción del microquerátomo Carriazo-Barraquer, al tener conocimiento de su aplicación y proyección a nivel mundial.
El lanzamiento internacional del aparato se hizo en un barco ubicado en la bahía de San Diego, California (Estados Unidos), durante el Simposio de Catarata y Cirugía Refractiva, que se realizó en abril (1998).
Fue sorprendente ver cómo más de 450 oftalmólogos de todo el mundo, asistentes al simposio internacional, se mostraron admirados por el avance científico de Colombia. Lo que necesitamos es mayor apoyo a la investigación definitivamente , expresó el cirujano oftalmólogo Carriazo Escaf.



Publicación eltiempo.com Sección Vida de hoy
Autor Luis H. Paez S. Corresponsal De El Tiempo

4 comentarios:

Publicar un comentario