miércoles, 15 de mayo de 2013

Preguntas frecuentes sobre El Glaucoma

El glaucoma es un conjunto de enfermedades con características específicas a nivel de nervio óptico (encargado de conducir la información visual del ojo al cerebro). Puede presentarse a cualquier edad y usualmente se presentan los síntomas cuando el daño está muy avanzado, por esta razón el 90% de los afectados desconoce que padece esta enfermedad, pero con un diagnóstico oportuno durante la consulta oftalmológica el 90% de la ceguera ocasionada por el glaucoma puede ser evitada.




¿QUE TAN FRECUENTE ES ESTA ENFERMEDAD?
Es la segunda causa de ceguera a nivel mundial, afecta aproximadamente a 67millones de personas en el mundo, de los cuales 6,7 millones de afectados han perdido totalmente la visión de forma irreversible. Si tenemos en cuenta sólo la ceguera irreversible, el glaucoma ocupa el primer lugar.
 

¿QUÉ ES EL NERVIO ÓPTICO?
Es el cable que lleva la información visual del ojo al cerebro, para que este último las traduzca en imágenes. Por ésta razón, si se deja que el glaucoma siga su curso natural sin tratarlo, puede llevar a la ceguera irreversible.
 


¿QUIENES TIENEN MAYOR RIESGO DE SUFRIR GLAUCOMA?
  • Las personas con mayor riesgo para desarrollar la enfermedad son las que tienen la presión intraocular elevada, la cual es independiente de la presión arterial y sólo puede ser evaluada por el oftalmólogo con un instrumento especial.
  • Personas con antecedente familiar de Glaucoma.
  • Personas con Miopía e hipermetropía: En los miopes es más frecuente encontrar glaucoma de ángulo abierto, y los hipermétropes tienen un ojo más pequeño que los predispone a tener ángulos estrechos.
  • Personas de raza negra, son las que tienen mayor disposición a sufrir glaucoma; sin embargo, cualquier grupo racial puede estar comprometido.
  • Personas que sufren enfermedades como: Hipertensión arterial, diabetes, migraña, problemas vasculares.  
  • Personas con historia de trauma ocular, historia de inflamaciones, cirugías intraoculares previas, uso de corticoides etc.  

¿DESDE QUE EDAD PUEDE DESARROLLARSE ESTA ENFERMEDAD?
Es más frecuente en personas mayores de 40 años, pero puede presentarse a cualquier edad, incluso hay glaucoma congénito y glaucoma juvenil.

¿EL GLAUCOMA TIENE CURA?
Es importante recalcar que el glaucoma se controla, pero no se cura. Es por esta razón que debe detectar a tiempo para evitar la progresión del daño y de esta manera, preservar la visión y mejorar la calidad de vida de nuestros pacientes.
 

¿CÓMO SE CONTROLA EL GLAUCOMA?
Existen varias opciones de tratamientos ya que todos los glaucomas no son iguales y las condiciones de cada paciente incluyendo edad, grado de compromiso de la enfermedad etc. son diferentes; algunas de estas opciones de tratamiento son: gotas oftalmológicas de manera permanente o regular, terapia con laser, o cirugía dependiendo del caso en particular.


¿COMO SÉ SI TENGO GLAUCOMA?
El diagnostico solo lo puede hacer el oftalmólogo, por lo cual todas las personas, principalmente aquellas mayores de 40 años o en riesgo de padecer la enfermedad, deben acudir al oftalmólogo mínimo una vez al año, ya que en cualquier momento se puede comenzar a desarrollar esta enfermedad sin producir ningún tipo de síntomas.


CUANDO SE HABLA DE SOSPECHA DE GLAUCOMA,
¿QUÉ QUIERE DECIR?

Sospecha de glaucoma es una clasificación especial. Esto es, personas que aun no reúnen todos los requisitos para ser catalogadas como glaucomatosas, pero que están en riesgo de desarrollar la enfermedad en cualquier momento, y al ser una enfermedad silenciosa tanto el paciente como el oftalmólogo deben estar alerta porque en cualquier momento la sospecha generada por presión intraocular, apariencia del nervio óptico o por los factores de riesgo del paciente puede ser confirmada.


¿A QUE SE REFIERE CUANDO SE HABLA
DE ANGULO ESTRECHO O ABIERTO?

Existen dos tipos de glaucoma, la clasificación más frecuente es la de ángulo abierto y la de ángulo estrecho o cerrado. Éstas clasificaciones se refieren al ángulo o estructuras que nos facilitan el acceso del liquido interno del ojo a los canales de drenaje.
Si se encuentra abierto, posiblemente habrá algún obstáculo en la malla (estructura porosa del ángulo) que no permite la salida adecuada, que es finalmente lo que ocasiona el aumento de la presión intraocular. Al ocurrir de manera progresiva y sin síntomas aparentes cuando somos conscientes de la disminución de la visión, es porque el daño está muy avanzado.
En el ángulo estrecho, hay un bloqueo para el acceso del liquido a estos canales, causando presiones más elevadas, y en algunos casos, cuando este se cierra por completo, lleva a un ataque agudo con dolor intenso, lo cual puede traer graves consecuencias. Hay pacientes con ángulos estrechos pero que no tienen glaucoma, en estos casos el oftalmólogo decidirá si está en riesgo de desarrollar un cierre angular, para lo que se indicará un procedimiento con laser con la finalidad de abrir el ángulo y prevenir su temible cierre.

RECUERDE
El glaucoma es una enfermedad irreversible que puede ser controlada pero no tiene cura. No se debe esperar a tener síntomas para visitar al oftalmólogo o tratarlo porque será demasiado tarde.

RECOMENDACIONES
Si usted ha sido diagnósticado y usa medicamentos, es muy importante que tenga en cuenta:

  • Debe usar constantemente los medicamentos que regulan la presión intraocular porque las variaciones en la presión también dañan el nervio óptico (recuerde que el día que no use el medicamento la presión se elevará).
  • Visitar periódicamente al oftalmólogo para vigilar que no haya ningún cambio. El 50% de los pacientes bajo tratamiento no están adecuadamente controlados.
  • Siga las instrucciones de su oftalmólogo con absoluta precisión.
  • El 90% de los pacientes con glaucoma no lo saben. 
  • El 90% de la ceguera por glaucoma es evitable. 
por: Dra. Adriana Quintero
Oftalmóloga Especialista en Glaucoma
   

   

   

   

1 comentarios:

Publicar un comentario